Ir al contenido ↓

Carlos Grosch (Italia)

UWC Adriatic (2013-2015)

           

Carlos Grosch

¿Qué pasa si un día despiertas y te das cuenta de que en tu cuarto tienes a un bielorruso, un japonés, un árabe y un africano? ¿Qué pasaría si despertaras todas las mañanas con el sonido del mar? ¿Qué pasaría si tus compañeros de clase fueran de distintas nacionalidades y hablaran distintos idiomas? ¡Simplemente te diría Bienvenido a UWC Adriatic!

UWC te implica y te complica, te lleva a tener otro punto de vista totalmente diferente, a aprender a convivir con todo tipo de personas y ponerte a prueba con situaciones difíciles. UWC te brinda una educación de calidad, basada en valores y sobre todo basada en el potencial de cada uno.

Nunca te van a faltar amigos, alegrías, tristezas, momentos difíciles, nuevas metas, servicio social, deportes, nuevas experiencias, y sobre todo nunca te van a faltar temas "trascendentales" de conversación y, por supuesto, tareas.

La vida en el colegio se basa en sobrevivir el día a día. Debes encontrar la medida justa para estudiar, socializar, y dormir. Te levantas a las 7 compitiendo con tus compañeros de cuarto y de residencia a ver quién se mete primero en el baño. Al terminar vas a Mensa para desayunar, rápidamente tomas un poco de té o café y un brioche de chocolate, y sales corriendo a clases.

Las clases varían dependiendo de la elección de cada quien. Sin embargo seguro ves español, matemática, inglés e italiano (es una gran oportunidad para practicar y ampliar tus conocimientos de "itañol"). Al terminar el largo, estresante, agotador y divertido día de clase, vuelves a Mensa, para el almuerzo (la pasta forma parte importante de la dieta de un estudiante del UWCAD). En ese momento tienes la oportunidad de mirar a tu alrededor y darte cuenta de que estas rodeado por 200 personas de diferentes nacionalidades.

En las tardes nunca faltan las actividades deportivas, creativas, y de servicio social, las cuales son muy variadas, interesantes y divertidas. Por las noches después de Mensa seguro y sin saber cómo, terminarás hablando con tus compañeros sobre un tema "trascendental" y cuando te des cuenta de la hora, rápidamente vas a dormir, con la tranquilidad y la confianza de que mañana será un nuevo día para aprender y crecer... y quizá en ese momento recuerdes que tienes que entregar un ensayo a primera hora.

Si estás pensando en solicitar al Proceso de Selección, estás ante una gran oportunidad. Y para alcanzarla no tienes que ser el mejor ni el más inteligente, solo tienes que ser diferente, creer en ti mismo y estar dispuesto a superar grandes obstáculos.